Controla tus sesgos y optimiza tu inversión.

En la vida cotidiana como en el trabajo, el ser humano se ve influenciado por sus emociones en cualquier tipo de toma de decisión. Aquellas decisiones carentes de importancia son tomadas rápidamente. Sin embargo, cuando éstas acarren consecuencias relevantes, la toma de decisiones resulta más difícil. Emociones y sesgos psicológicos juegan un papel relevante en este último caso. Cuando invertimos en bolsa, ocurre exactamente lo mismo. Cada inversión lleva consigo un determinado riesgo, por lo que la toma de decisión se suele ver afectada por las emociones. De ahí la…

Leer más