Vamos a hacer unas patatas gratinadas con queso y bacon en el que como es obvio, la patata y el queso son los ingredientes estrellas del plato.

Este tipo de plato conviene comerlo en cuanto salga del horno (sin quemarnos claro) y así aprovechar el queso superfundido que es como más rico está.

Empezamos con la receta!!

 

 

Ingredientes:

Patatas:  4 unidades
Cebolla: 1 unidad
Nata o crema de leche: 200 ml
Bacon: 150ml
Huevo: 2 unidades
Nuez moscada
Pimienta negra
Queso rallado
Sal
Elaboración:

Pelaremos y cortaremos las patatas muy finas con ayuda de una mandolina o con un cuchillo. Intentaremos que todas tengan el mismo grosor para que se hagan a la vez.

Después vamos a cortar la cebolla ya sea en aros o juliana.

Una vez esté cortado, cogemos un bol y añadimos los huevos, la nuez moscada y la nata o crema de leche. Cuando esté todo echado, lo batimos hasta conseguir una mezcla y apartamos.

Usaremos ahora una bandeja apta para horno, la engrasaremos bien con un chorrito de aceite y pondremos una cama de patatas como base, luego añadiremos una capa de cebolla (vamos salpimentando de mientras) y añadimos también el bacon y queso rallado.

Cuando hayamos echado el queso rallado le añadimos un poco de la mezcla que hicimos con los huevos y la nata, aproximadamente le añadiremos 1/3 de la crema.

Volvemos a hacer otra capa de patatas, cebollas, bacon y queso y volvamos otra parte de crema en ella.
Para finalizar añadiremos la última capa de patata y la crema restante que es la que se gratinará por arriba y quedaré rica y crujiente.

Meteremos todo en el horno durante unos 40min a 180º.  Hay que tener en cuenta que vamos a poner papel de aluminio por encima de la patata para que no se queme.
Le pondremos el papel los primeros 20 minutos y luego se lo quitaremos.

Con esto tendremos nuestra receta hecha. Espero que te haya gustado!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *